NDEH

(Aplica, en todo lo que hagas y digas, todo el amor total que dispongas y puedas… sin que nada ni nadie, te hagan desfallecer)

martes, 28 de febrero de 2017

“PERDONADME…”


“PERDONADME…”

Perdonadme nada más comenzar
si por lodoso y barroso desbarro
en algún confuso momento
mis poemas pudieran dar muestra
de equilibrada sensatez pertinaz…
Si por algún deslizable desliz
mis versos sonaran o resonaran
a música angelical o celestial…
Si por descuidado descuido
mis vanos y frágiles pensamientos
parecieran lógicos cristales
o pragmáticos espejos al interpretar…
O si por demasiada imprudencia
mis banales y fugaces sentimientos
mostraran signos ortográficos
con alguna tergiversada y alada palabra halada
bondadosa de bondades apreciables al volar…

Perdonadme…
Si por insensatez en ellos
os mal expresara cierto
amor… cariño… afecto…
o alguna irrefutable felicidad…
porque eso solo lo consiguen
los hombres de buena voluntad.

Perdonadme…
si por inexperta negligencia
mis trovas… mis tonadas
encerraran por descuido
algunas falsas palabras
que pudieran oler a verdad…

Perdonadme…
Si por casualidad
consiguiera llegar
a vuestro corazón
con cierta facilidad…
pues eso no sería digno
de un pirata que lucha
sin raciocinio en medio
de la tempestad…

Perdonadme…
si podéis y si queréis…
porque si os digo verdad:
yo solo escribo para huir
de la maldita realidad...
y al contrario de lo que se piense
suele ser sin mucha finalidad…
a veces con falta de emoción
y muchas veces…
con falta de profesionalidad

Perdonadme…
porque simplemente escriba
por débil debilidad
y por pura necesidad.